Economía

McCloskey y Mises: Un problema significativo

Hoy tuve la oportunidad de escuchar a Deirdre McCloskey en su conferencia The Cult of Statistical Significance. McCloskey intentó resumir en poco más de una hora uno de sus papers más relevantes y controversiales. Los pecados secretos de la Economía se reducen a dos muy importantes, y además usualmente imperceptibles. Sin embargo, ambos cambian completamente el curso no sólo del análisis económico, sino de manera más importante: de su interpretación. En las siguientes líneas expondré sólo el primero, ya que además del interés que despertó en mí, es la base de un análisis que todavía me hace falta hacer para llegar una conclusión clara (que no logro presentar en estas líneas, por cierto).

El primer pecado de la economía se llama The Existence Theorem, y reducido a su significado más elemental, intenta describir la importancia de la magnitud en el campo económico. Según la economista y escritora, la economía austriaca tiene una tendencia a los teoremas existenciales (los cuales no incluyen magnitud, o bien no responden de forma empírica a cualquier enunciado). Para McCloskey, el cálculo matemático es relevante para poder presentar un resultado concreto y en baso a ello, tomar decisiones. Aquí es importante resaltar que la autora hizo especial énfasis en el cálculo matemático. Otras ciencias cuantitativas como la Estadística responden inductivamente a “Cuánto?“, mientras los matemáticos por su parte, responden deductivamente a “Por qué?“.

Dicho en palabras de la autora:

 In many of the life and human sciences the existence/whether question of the philosophical disciplines has substituted for the size-matters/how-much question of the scientific disciplines. The substitution is causing a loss of jobs, justice, profits, environment, and even life. The substitution we are worrying about here is called “statistical significance”—a qualitative, philosophical rule which has substituted for a quantitative, scientific magnitude. (Stephen T. Ziliak and Deirdre N. McCloskey. University of Michigan Press, 2007).

¿Qué tan importante es la diferencia entre el “cuánto” y el “por qué”? La realidad es que desde sus inicios, la Economía se ha preocupado mucho por el porqué de las cosas, dejando a un lado exactamente cuánto.  Ocurre igual en otras ciencias como la Teología y la Filosofía; cuyo principal motivación es existencialista. La realidad, según McCloskey, es que “La existencia no es un problema empíricamente científico”. Los teoremas cualitativos sin duda ofrecen información relevante; sin embargo, ¿qué tanto? Los números, al final del caso, importan.

¿Qué relevancia tiene entonces lo que he aprendido desde el primer día que comencé a estudiar Economía? ¿Qué hay de los modelos de oferta y demanda, el equilibrio, la representación gráfica de las distorsiones de mercado…? ¿Tienen algún significado las curvas de indiferencia que nos enseñaron con tanto ahínco en Microeconomía? Al final del día estos solo son modelos, y los modelos no necesariamente son una representación de la realidad. No son empíricos. Estoy convencida de que ayudan, disfrazando los teoremas  para que sea más fáciles de entender. Pero eso  es sólo en su sentido teórico, ¿qué hay con el práctico?

Al igual que McCloskey, no tengo nada en contra de la filosofía y la teología, como ciencias que se preocupan por la mera existencia. Pero dentro del cálculo económico, la existencia por sí sola no me dice nada. No me sirve para comparar, ni para tomar decisiones, ni para hacer cálculos… El componente cuantitativo de un estudio es, en su efecto, muy relevante.

Todo esto sin embargo, me deja con una pregunta muy específica: ¿Qué pasa con las cosas cuya magnitud no se puede medir? ¿Qué pasa por ejemplo, con la acción humana misma, cuyos efectos no son constantes todo el tiempo? La creatividad de las personas no se puede calcular, y sus acciones no se pueden interpretar con cálculos numéricos. Ante esto, Ludwig Von Mises dice en la pág. 67 de La Acción Humana: “La imposibilidad, en este terreno, de toda medición no ha de atriubuirse a una supuesta imperfección de los métodos técnicos empleados, sino que proviene de la ausencia de relaciones constantes en la materia analizada […] Contrariamente a lo que los ignorantes positivistas se complacen en repetir, la economía en modo alguno, es una disciplina atrasada por no ser ‘cuantitativa’. Los datos estadísticos referentes a realidades económicas son datos puramente históricos”. Probablemente de ahí viene la importancia de las ciencias apriorísticas (la lógica, la matemática, la praxeología…) que aspiran a formular conclusiones universalmente válidas… Pero estos son sólo pensamientos al azar que apenas me vienen a la mente y que no he tomado el tiempo para analizar con más profundidad (sin duda lo haré, por cierto).

Al final del Capítulo VI (pág. 142), Mises describe: “El conocimiento praxeológico permite predecir con certeza apodíctica las consecuencias de diversas formas de acción. Pero tales predicciones jamás nos ilustran acerca de aspectos cuantitativos. En el campo de la acción humana, los problemas cuantitativos sólo pueden abordarse mediante la comprensión”.

Esta ausencia en la constancia y permanencia de la acción humana, sus valoraciones y sus relaciones de intercambio, es al final el error principal de cualquier enfoque cuantitativo. Pero Mises recalca que la comprensión es el único procedimiento adecuado para abordar el tema de la incertidumbre de las condiciones futuras… Esto solo me deja con más dudas; ¿de qué forma se hacen universales los teoremas que no pueden comprobarse con cálculos empíricos? ¿Con la ayuda de probabilidades? ¿El respaldo de la experiencia del pasado? ¿A través de la Historia? Es evidente que el cálculo de probabilidades ha representado errores en muchos momentos de la historia; la experiencia es una percepción individual; y la historia está sujeta a distintas interpretaciones. Sin embargo, la probabilidad es lo único que puede vincularse con las propiedades imperfectas, cambiantes, e  impredecibles de la vida. Y al final del día, así es la acción humana.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s