Uncategorized, Vida

3 veranos

El mundo es inevitablemente pequeño y las historias que lo construyen son un entretejido de emociones. Son esas emociones, libres y tendidas bajo el sol, las precursoras de eventos determinantes, de descubrimientos sublimes, de verdades absolutas. Es justo ahí, aquí, a plena luz del día y en medio de una calle sin retorno, cuando lo indescifrable cobra sentido. Cuando los viajes, los recuerdos, las alegrías, y las tristezas parecen poder explicarse mejor.

Es mejor vivir con una maleta cargada de recuerdos de historias que ya no existen, que no haber vivido en lo absoluto, o que haber elegido olvidar.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s