Literatura

La impresión de las palabras

Lo más peligroso de las palabras, cuando se escriben, es que quedan grabadas en alguna parte para siempre con tinta indeleble. No sólo en fuentes físicas como libros, diarios, cartas o postales, sino más profundamente, en rincones un poco más insondables: en la memoria, en los recuerdos, en la vida, en el corazón… Existen diversos tipos de palabras:

Las que se acomodan apretadas en las postales

*

las que bailan entre líneas en los correos

*

las que decoran las páginas de los libros, zambulléndose incesantes en la imaginación de los autores

*

las que yacen despilfarradas en notitas rápidas para no olvidar algo importante

*

las que lloran en las cartas de desamor y las que sonríen en las bitácoras de aventuras

*

las que permanecen calladas y guardan los más profundos secretos en los diarios

*

las viajeras, que se desplazan en los aviones, barcos, vagones de tren y metros de todo el mundo

*

las que descansan en las bibliotecas, apiladas en anaqueles incontables esperando ansiosas por ser seleccionadas

*

las rebeldes y atrevidas, que se quedan garabateadas con grafitti en los muros de las ciudades

*

las tímidas, que permanecen fieles al pedazo de papel y nunca salen a la luz del día

*

las bailadoras, que tienen ritmo y poesía y que se combinan muy bien con otras

*

las solemnes, que aparecen en los discursos frente a incontables audiencias y que están acostumbrados a sustanciales públicos

*

las sencillas, que se escriben sin rodeos con la sinceridad del corazón

*

las sofisticadas, que se hallan recónditas en muy pocos lugares del mundo

*

Las eficientes, que dicen más cuando son menos

*

Las oportunas, que se dicen en el lugar y en el momento correcto

*

Las que hablan sin hablar, que se interpretan sólo con la mirada

*

Las elocuentes, que dominan la retórica y la suntuosidad de las conversaciones

*

Las infinitas, que permanecen esparcidas en el viento dejando su magia persistente como polvos de hada

*

Algunas palabras desfilan sincronizadas, siguiendo un protocolo formal y consecuente, pero las hay un poco más liberales, cuya hermosura radica en su naturaleza auténtica y espontánea. También hay algunas más concisas que otras, y otras que son trotamundos: llevándose una pizca de cada lugar que visitan… Las hay en todas formas, tamaños y figuras, pero tienen una sola cosa en común: una vez impresas, difícilmente se pueden borrar.

No creo conocer demasiadas cosas en esta vida cuya esencia permanezca más o menos constante e inmutable con el tiempo… Pero sí sé que lo único intangible, pero a la vez palpable, abstracto, pero a la vez real, invisible, y a la vez incuestionable, poderoso, y a la vez discreto… es la impresión de las palabras.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s